Carta del Presidente

Un nuevo vestíbulo de juegos interactivos en el Hospital Sant Joan de Déu

El Hospital Sant Joan de Déu, con la colaboración de la Fundación Abertis, incorporó a su nuevo vestíbulo varios juegos interactivos para amenizar las esperas de pacientes y familiares.

El vestíbulo del Hospital Sant Joan de Déu, de 600 m2, une las áreas de consultas externas, hospitalización infantil y área de la mujer y es una zona de espera para centenares de pacientes a diario.

Los nuevos juegos interactivos están relacionados con el cuerpo humano:

  • Un paseo por el aparato digestivo. Se trata de un túnel formado por arcos de distintos colores que recrea el intestino y se ilumina cuando el niño pasa por debajo.
  • Cómo funciona el aparato circulatorio. En uno de los extremos del vestíbulo se encuentra una gran esfera roja de la que salen unos tubos que simulan las arterias. El niño puede regular la velocidad a la que circula la sangre mediante un volante.
  • Enviar mensajes al celebro. A través de una pantalla táctil los niños pueden escribir pensamientos que al instante aparecen escritos en un laberinto de luces LED que se encuentran suspendidas en el techo y simulan el cerebro humano. Se trata de una de las atracciones que más gustan a los más pequeños. Muchos niños los utilizan para enviar mensajes de estima a sus familiares, a los profesionales del hospital y a los amigos que tanto les ayudan a la hora de vencer las enfermedades.
  • El aparato locomotor. Una cámara capta el movimiento de los niños y lo reproduce en un muro de luces LED situado en uno de los laterales del vestíbulo.
  • Respirar con los pulmones. Dos cilindros que representan los pulmones contienen unas bolas que quedan suspendidas en el aire, simulando las partículas de oxígeno, cuando los niños pasan.

La instalación de los juegos interactivos en el vestíbulo del Hospital Sant Joan de Déu fue inaugurada por el presidente de Abertis, Salvador Alemany, y por el director generante del hospital, Manel del Castillo. El proyecto se enmarca en el programa impulsado por el Hospital Sant Joan de Déu para humanizar la instalación al máximo y reducir el impacto de la hospitalización en los más pequeños y sus familias.