Carta del Presidente

Cooperant de la Gent Gran, una historia de éxito

El proyecto ‘Cooperant de la Gent Gran’ (cooperante de las personas mayores) es una historia de éxito. Todo empezó en 2014, cuando los responsables del Casal de la Gent Gran de Trinitat Vella (Barcelona) detectaron que muchas personas mayores no acudían a las propuestas del Casal por problemas de movilidad. Cruzar una calle o bajar las escaleras suponía una auténtica barrera. Para superar este obstáculo se puso en marcha una experiencia piloto impulsada por la Fundación Abertis, la Fundació Catalana Síndrome de Down y el Departament de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de Catalunya.

Jóvenes con síndrome de Down acompañan a estas personas mayores desde su domicilio al Casal. De este modo los ancianos salen de su aislamiento, pueden relacionarse con más personas y disfrutar del amplio abanico de posibilidades que les ofrece el Casal: actividades lúdicas, formativas, deportivas, artesanales y de acercamiento a las nuevas tecnologías. Para los jóvenes con síndrome de Down supone la inserción laboral y favorece su autoestima. Estos jóvenes cuentan con la formación y la supervisión de los profesionales de la Fundació Catalana Síndrome de Down.

Lo que empezó como una experiencia piloto ha cumplido tres años. La buena acogida que ha tenido el proyecto hace que sus impulsores quieran ampliar la iniciativa al Casal de la Gent Gran del barrio de Horta